Aplita

Tipo de roca Roca magmática hipoabisal (roca ígnea)
Composición química Perselítica
Ambiente de formación Presión y temperatura intermedias (
rocas hipoabisales)
Quimismo Siálico
Campo de proyección 3

aplita

La aplita es una roca ígnea de color blanco o gris claro, caracterizada por una textura sacaroidal (aplítica) de grano fino (generalmente 0,1-2 mm). Su estructura es densa o zonada.

Aspecto de la aplita

El cuarzo y el feldespato se entrecruzan a menudo para formar una textura gráfica, pero esto no se ve a simple vista debido al tamaño de grano muy pequeño de las rocas aplíticas.

Las aplicaciones forman diques y venas estrechas que generalmente tienen menos de un metro de espesor y a menudo mucho menos que eso.

Las venas apliticas a veces son de solo centímetros de espesor. Las aplicaciones ocurren ya sea dentro de intrusiones graníticas o dentro de la roca que rodea la intrusión granítica. En cualquier caso, forma un estrecho e intrusivo cuerpo rocoso dentro de otras rocas.

Formación

El magma pegmatita es rico en componentes volátiles, lo que lo hace significativamente menos viscoso. Los elementos químicos son relativamente libres para moverse por el magma, lo que significa que una vez formados los cristales pueden seguir creciendo.

Cuando el magma pierde sus volátiles porque migran a zonas altas, se vuelve mucho más grueso y se solidifica como lo hace el granito normal.

Sin embargo, debido a que pierde calor rápidamente, se forma una textura de grano muy fino en lugar de la apariencia normal de la roca granítica.

Usos

Esta roca metamórfica no tiene usos industriales. Carece de importancia comercial, por lo que su presencia puede influir en la extracción del granito.

Componentes

Entre sus componentes se encuentran el cuarzo, el feldespato alcalino y la mica. Adicionalmente puede presentar turmalina y otros minerales.

Deja un comentario