Traquita

Tipo de roca Roca magmática efusiva
Composición química Perselítica
Ambiente de formación Muy baja presión y alta temperatura (
rocas plutónicas)
Quimismo Intermedio
Campo de proyección 7
traquita
Fuente

La traquita es una roca volcánica de grano fino y generalmente de color claro con una textura afanítica y porfirítica. Es el equivalente volcánico de la sienita. Tiene una superficie áspera al tacto, razón por la cual se le dio ese nombre (trachys es «áspero» en el idioma griego).

Las rocas que hoy en día conocemos como andesitas o riolitas han sido denominadas traquita en el pasado. La traquita está químicamente entre estos dos. Se puede decir que la definición de este tipo de roca es ahora más exacta y no es muy abundante aunque sus ocurrencias están muy extendidas.

Propiedades físicas

Su mineral dominante es el feldespato sanidino y se presenta muy comúnmente en dos generaciones: tanto en forma de grandes cristales pórfidos bien formados como en varillas o láminas imperfectas más pequeñas que forman una masa molida finamente cristalina.

Muy a menudo tienen diminutas cavidades de vapor irregulares que hacen que las superficies rotas de los especímenes de estas rocas sean ásperas e irregulares.

Es una roca volcánica rica en feldespatos, por lo que contiene cantidades considerables de álcali

El cuarzo es típicamente raro en traquita, pero la tridimita (que también consiste en sílice) no es raro que la contenga.

Rara vez se encuentra en cristales lo suficientemente grandes como para ser visible sin la ayuda del microscopio, pero en secciones delgadas puede aparecer como pequeñas placas hexagonales que se superponen y forman agregados densos (como un mosaico).

A menudo cubren las superficies de los feldespatos más grandes o recubren las cavidades de vapor de la roca, donde pueden mezclarse con ópalo amorfo o calcedonia fibrosa.

Formación de la traquita

La traquita es probablemente un producto de la diferenciación magmática. Su magma padre era quizás basáltico pero evolucionó (su composición se enriqueció en álcalis y sílice) por la remoción de minerales máficos.

Puede estar asociado con fonolita, latita o riolita, lo que significa que el mismo volcán tiene magmas extruidos con una composición ligeramente diferente.

La traquita no es necesariamente volcánico en sentido estricto. También puede formarse bajo tierra pero todavía relativamente cerca de la superficie porque su tamaño de grano es fino.

El magma con una composición traquítica también puede solidificarse como obsidiana o piedra pómez.

Ubicaciones

Se encuentran formaciones de traquita de tres tipos: normales, alcalicálcicas y alcalinas.

Las alcalicálcicas aparecen en Hungría, Nueva Zelanda, Tahití y en Santa Elena. Además existen varias acumulaciones en Italia.

Por otro lado, las variedades alcalinas, aparecen en Puy de Dôme (Francia), Siebengebirge (Alemania) y Escocia.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario